PRIMER DÍA EN RUTA

David, Jessica y Esther

Tras la presentación de nuestro proyecto en Manglar el día anterior, acompañados de Esther Vallado, de la Asociación Biodiversa, a la que destinaremos los fondos que recaudemos durante estos tres meses de pedaleo, David y yo salimos desde La Llosa (Oviedo), cargados con nuestras alforjas y escoltados por un pelotón de amigos en bicicleta. Decidimos hacer noche en El Remedio, en el concejo de Nava, porque Ripoll, de la Asociación Asturies ConBici, nos invitó a su casa y organizó una charla en el Centro Social de esa localidad.

Durante el recorrido, presenciamos los restos del accidente ocurrido esa misma tarde en la Nacional 634, en el que cuatro personas fueron rescatadas por los Bomberos, que tuvieron que retirar el techo del vehículo para conseguir sacar a los ocupantes. Nosotros también sufrimos varios percances, aunque leves: a David se le desprendió la parrilla delantera de su bicicleta (ahora está sujeta con dos trozos de manguera, cinta aislante y dos abrazaderas, además de los tornillos originales), mi desviador estaba mal ajustado y no conseguía meter el plato pequeño para poder subir pendientes más fácilmente, llevábamos tanto peso encima que casi se nos dan la vuelta las bicicletas en una cuesta (tuvimos que bajarnos y empujarlas intentando no derrapar), apenas tenía visibilidad porque mis gafas estaban llenas de gotitas de agua de lluvia (muchas gracias por el consejo de pasar el dedo con el guante por ellas, es realmente útil, se lo recomiendo a todo el mundo), se nos hizo de noche y David, que no suele parar quieto y necesita estar metido en mil proyectos a la vez, se dio cuenta de que no había cogido luces (ni cinturón para evitar que se le caigan los pantalones ni calcetines de repuesto de invierno ni cepillo de dientes ni hornillo para cocinar…) y, lo peor de todo, Isolina se cayó de la bicicleta y se golpeó en el cuello (espero que estés recuperada).

Instantes previos a la charla sobre la contaminación lumínica en el Centro Social El Remedio

Al llegar, David dio una charla sobre la contaminación lumínica, con su ronda de preguntas incluida. Algunos volvieron a Oviedo después y quince nos quedamos a cenar juntos. Esa noche descubrí lo que era un escañu y tuvimos sesión de Pocha, para mí el mejor juego de cartas que existe, que estoy intentando extender por Asturias, al igual que lo está por Castilla, y que llevaré, si soy capaz de hacerme entender, por los distintos países que visite. En esta otra entrada puedes aprender las reglas o te las puedo enseñar en persona si te pasas por donde estemos. Lo siento, Ripoll, tendremos que dejar la revancha para otra ocasión.


Por la mañana, Marián nos obsequió con un bizcocho de chocolate y tuvo el detalle de hacer pastas con el nombre del blog. Muchas gracias, estaba todo buenísimo. Mientras desayunábamos, nos surgió la duda de cómo se cortan las milhojas. Se plantearon varias hipótesis: con un cuchillo antes de cocinarlas, con una hoja como las de imprenta desde arriba, con un láser, con una radial desde los laterales… Si alguien conoce la respuesta, que deje un comentario, por favor.

Y, después de la diversión, nos fuimos hacia Cangas de Onís, con unas vistas preciosas.

Plural: 3 Comentarios Añadir valoración

  1. Pedro AM dice:

    Buena suerte en vuestro reto.
    Al despediros me dio un poco de pena, pero no dudo que con vuestras ganas las cosas os irán bien. De una cosa estad seguros: será una experiencia que no olvidaréis en vuestra vida.
    Por cierto, los milhojas se cortan con un cuchillo de sierra como se ve aquí:
    https://www.youtube.com/watch?v=cSARsQiPkrQ

    Mucha suerte y buen pedal.

    1. Jessica dice:

      Muchas gracias por tu comentario y por el vídeo de las milhojas, Pedro. A mí también me dio pena la despedida, dejo a mucha gente querida aquí que no sé cuándo volveré a ver. Ganas e ilusión tenemos mucha y, por muy duro que sea, llegaremos hasta Copenhague. Os enviaremos una postal desde allí 🙂

  2. Pablo dice:

    Madre mía, Jessica… Conociéndote, seguro que la pocha acaba siendo deporte nacional en Dinamarca (^_^). Y sí, el milhojas, mejor con rotaflex.

    Yo me lo pasé muy bien en el trozo de ruta por Colloto. Muy maja la gente de Asturies ConBici.

    ¡Suerte en el viaje y a pasarlo bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *