¿PARA QUIÉN Y POR QUÉ ESCRIBO ESTE BLOG?

Desde pequeña me gusta escribir. Es una manera de canalizar los sentimientos. Te permite crear, formar parte del mundo una vez que ya no estés en él, acercar a los demás la visión de todo aquello que despierta la sensibilidad del escritor y que pasa desapercibido para el resto. Empezar un proyecto nuevo suele resultar muy frustrante: nada funciona como quieres, sobre todo en informática, y no consigues un nivel de perfección suficiente para satisfacer al tirano que llevas dentro; no obstante, para mejorar hay que comenzar y este blog es mi comienzo. Lo he creado para dar visibilidad al proyecto de recorrer en bicicleta los más de dos mil quinientos kilómetros que separan España de Dinamarca, pero no es un blog especializado en cicloturismo, es una parte de mí y yo soy mucho más que una persona que va a viajar en bicicleta. Me apasionan los temas relacionados con la salud, la nutrición, la cocina, la filosofía, la literatura, la psicología, etc.

En economía se suele poner el ejemplo de Viernes y Robinson Crusoe, dos náufragos que se encuentran en una isla desierta. Pueden alimentarse de peces y cocos. Robinson es mejor que Viernes pescando y recolectando (por cada diez peces de uno, el otro sólo consigue cuatro, mientras que el ratio de cocos es de cinco a cuatro), por lo que a primera vista podría parecer que no le conviene aliarse con él. Si dedicasen seis horas cada uno por su cuenta a obtener los dos bienes (tres horas a cada actividad), Robinson conseguiría 30 peces y 15 cocos y Viernes 12 peces y 12 cocos. Ahora bien, si cada uno se especializase en aquello que se le da mejor, Robinson en pescar y Viernes en recolectar, habrían obtenido 60 peces y 24 cocos, que podrían intercambiar. Si Robinson le diese a Viernes veinte peces de los sesenta que tiene a cambio de quince cocos, tendría un excedente de 10 peces y Viernes 3 cocos menos, pero 8 peces más.

Este ejemplo muestra, entre otras cosas, que, aunque en términos absolutos tus capacidades estén por debajo de las del resto, en términos relativos sigue siendo valioso asociarse contigo, es decir, toda persona es útil, puesto que el tiempo es un recurso limitado y cada actividad tiene un coste de oportunidad.

Asociarse con Viernes supone un beneficio económico, pero existen muchas más variables en la vida. A Robinson le salen heridas en los pies por tenerlos tantas horas metidos en el agua y le duele la espalda por la postura. En realidad, disfruta subiendo hasta la cima de las palmeras más altas. Es una actividad enérgica, que le hace sudar y le permite observar completamente la isla.

“No nacemos para la sociedad, aunque la sociedad se apodere de nosotros”, dice Déborah en un artículo. Yo sé que es posible adaptar el entorno al individuo. Lo sé porque algunos se han atrevido a hacerlo y lo han conseguido. Eso es lo que representa el nombre de este blog: salir de la caverna, de un mundo de sombras, para recorrer un camino (actualmente sobre dos ruedas) que te permita ver las estrellas.

Con todo esto pretendo decir que, aunque un blog especializado en un tema y dirigido a un sector concreto de la población es más eficiente, en realidad, escribo este blog para mí misma. Si a ti te resulta útil de alguna manera, siéntete bienvenido o bienvenida, puesto que lo particular subjetivizado no ha sido nunca sólo un invididuo.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Soledad Collado García dice:

    Jéssica,
    Muchas gracias por escribir.
    Por compartir tus experiencias.
    Sigue haciéndolo, y tu libro, de tus 1237 kms,
    puede ser otra realidad para compartir. Yo te ayudo.
    Sole

  2. Jessica dice:

    Gracias a ti, Sole, por leerme.
    Hace unos días me comentaron lo maravilloso que es poder constatar que en el mundo existen personas tan maduras e infantiles a la vez y me agradecieron que esa visión de las cosas y esas experiencias las compartiese con los demás en lugar de guardármelas sólo para mí. Hay otras personas que me dicen que se ríen con mis historias. Me alegro de que os sirvan.
    Puestos a escribir un libro, preferiría una autobiografía. Habría muchísimo que contar.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *